Cosas que puedes saber de la persona por su forma de escribir

¿Sabías que tu escritura puede revelar ciertos rasgos de tu personalidad? Se llama grafología y es el estudio de la letra de una persona. Hay que prestar especial atención a las letras i, t, o y s. Los principios de esta pseudociencia pueden parecer obvios pero podrían ofrecernos una idea del estado de salud de esa persona.

10 Características de tu letra

1- Espacio entre las letras:
Pequeño: No te gusta estar solo y, por lo tanto, te rodeas de mucha gente.
Grande: Aprecias tu libertad y no te gusta sentirte agobiado.

2- Forma: 
Letras puntiagudas: Eres muy inteligente, curioso, agresivo e intenso.
Letras redondas: Creativo y artístico.
Conectadas entre sí: Eres lógico y sistemático y tienes mucho cuidado al tomar decisiones.
3- Tamaño:
Pequeña: Eres tímido, introvertido y meticuloso.
Mediana: Te adaptas con mucha facilidad a cualquier circunstancia.
Grande: Eres sociable y adoras la atención. También eres valiente y seguro.

4- Inclinación:
Inclinada a la derecha: Te gusta vivir experiencias nuevas y conocer a gente.
Inclinada a la izquierda: Sueles ser cerrado con la gente. Si eres diestro, podría significar que eres rebelde.
Sin inclinación: No permites que te dominen tus emociones y sueles ser bastante práctico.

5- Velocidad:
Lenta: Eres metódico, organizado y autosuficiente.
Rápida: Eres impaciente y no te gusta perder el tiempo. Además, sueles ser muy eficiente.

6- Curvas: 
Curva estrecha de la “E”: Sueles ser escéptico y no te dejas llevar por las emociones de los demás
Curva amplia de la “E”: Tu mente es abierta y te gustan las experiencias nuevas.
Curva estrecha de la “L”: Podrías contenerte a ti mismo y acabar con tensión.
Curva amplia de la “L”: Eres relajado y espontáneo y expresas tus emociones con facilidad.
7- Presión: 
Ligera: Eres sensible y empático con las personas, pero también un poco apático.
Fuerte: Eres comprometido y te tomas las cosas en serio. Puedes llegar a vivir en constante tensión y reaccionar rápido a las críticas.

8- Firma: 
Legible: Estás seguro de ti mismo y te sientes cómodo con ello. No necesitas fingir.
Ilegible: Te gusta mantener tu intimidad y a veces eres difícil de entender.
9- Como escribes la T:
En medio: Eres seguro de ti mismo.
Muy arriba: Eres ambicioso y optimista.
Cruz corta: Eres perezoso y muestras falta de determinación.
Cruz larga: Eres entusiasta y determinado, pero tiendes a ser terco.

10- Puntos de las íes 
Punto a la izquierda: Sueles retrasar actividades o situaciones.
Punto alto: Tienes mucha imaginación.
Raya sobre la i: Eres demasiado duro contigo mismo y tienes poca paciencia.
Punto justo encima de la i: Te centras en los detalles y eres muy organizado.
Círculo abierto: Eres visionario, pero un poco infantil.
Analizar nuestra escritura nos puede aportar autoconocimiento y por lo tanto más autoestima. Anímate y mira tu forma de escribir. Busca las características que hemos mencionado anteriormente y comprueba todo aquello que dices de ti sin soltar ni una palabra por la boca.

¿QUE OPINAS?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *